El arquero del Deportes Tolima se ha visto involucrado en una polémica por una demanda que instauraría en su contra Iván Ramiro Córdoba; ahora entró a terciar León Darío Muñoz, uno de los primeros representantes que tuvo el deportista.

En las últimas horas el nombre de Álvaro Montero, arquero del Deportes Tolima, se ha visto involucrado en medio de una polémica por una supuesta demanda que instauraría el exfutbolista y actual coporopietario del Venezia FC, Iván Ramiro Córdoba. Sin embargo, esta no sería la única controversia que tendría el guardameta ya que también se conoció otro caso similar que lo involucra a otro exfutbolista.

De hecho, todo inició con la revelación del periodista del programa Blog Deportivo de la emisora Blu Radio, Javier Hernández Bonnet, quien dio a conocer que hay un pleito jurídico entre Córdoba y Montero, que no tienen las mejores relaciones personales y profesionales.

«Alvaro Montero fue como un hijo para mí. Lo cogí desde los 17 años en la Guajira, fue más una inversión. Le pagué a los papás por el pase de él; yo tenía mis convenios y los poderes de los papás. Duramos en esa relación 7 años, y, a los 7 años; él decidió que ya no quería seguir trabajando conmigo. Él nunca más me volvió a hablar ni aparecer, ya después lo vi en el Tolima después que yo lo había llevado a Brasil, a Argentina, ya él cortó relación conmigo con mucha ingratitud, nunca más me contestó el teléfono. La última vez me lo encontré en Rionegro en un almuerzo y dio la casualidad que yo llegué; hablé con él, me dijo que iba a seguir su vida sin nadie, a pesar que él tenía firmado contratos conmigo, yo hice lo que tenía que hacer, entablé acciones jurídicas en contra de él y se portó como no debía». Informó Noticias RCN.

Y es que todo surgió luego de que ambos sostuvieran una relación laboral tras la intención del portero guajiro de salir del fútbol profesional colombiano para incursionar en el balompié del exterior. Es más, cabe recordar que, en junio de este año, Córdoba estuvo ofreciendo a Montero en Boca Juniors y San Lorenzo de Almagro en Argentina, aunque finalmente las negociaciones no se concretaron y desde allí habrían comenzado a darse los inconvenientes que llevaron al antioqueño a tomar acciones legales.

El empresario e intermediario para el fichaje de jugadores, en su mayoría colombianos, estaría reclamando un incumplimiento contractual por diferencias económicas.

Pero esta no es la única polémica conocida en las últimas horas, pues el exfutbolista León Darío Muñoz, quien fue uno de los representantes de Montero al inicio de su carrera, también habría demandado al arquero de 26 años. Así lo confirmó en diálogo con NoticiasRCN, donde además comentó cómo fue su experiencia con el deportista.

“Álvaro Montero fue como un hijo para mí. Lo cogí desde los 17 años en la Guajira, fue más una inversión. Le pagué a los papás por el pase de él; yo tenía mis convenios y los poderes de los papás. Duramos en esa relación 7 años, y, a los 7 años; él decidió que ya no quería seguir trabajando conmigo”, afirmó inicialmente el recordado jugador de Atlético Nacional.

Y es que también confirmó que, durante su relación laboral, en la que fungía como representante, lo llevó a Brasil y Argentina, pero que de un momento a otro lo vio en el Deportes Tolima y el jugador simplemente se alejó y dejó a la deriva todos los contratos firmados.

Él nunca más me volvió a hablar ni aparecer, él cortó relación conmigo con mucha ingratitud, nunca más me contestó el teléfono. La última vez me lo encontré en Rionegro, hablé con él y me dijo que iba a seguir su vida sin nadie, a pesar que él tenía firmado contratos conmigo. Yo hice lo que tenía que hacer, entablé acciones jurídicas en contra de él y se portó como no debía”, le explicó a NoticiasRCN.

Finalmente, dio su opinión sobre los problemas que también conlleva con Iván Ramiro Córdoba: «Yo conozco a Iván de toda la vida, él me hizo el puente para que Álvaro llegara a San Lorenzo y ahí empezaron a trabajar juntos, lo que yo sé de Iván es que ha sido muy correcto, una persona muy seria, y que esté en problemas con Álvaro, muy triste porque uno no puede entrar en problemas con la gente que lo ha ayudado, Álvaro era como un hijo para mí, uno no puede ser ingrato con la gente que le ha colaborado y me parece muy triste lo que hizo conmigo, y ahora en dificultades con Iván, me parece muy triste, el fútbol se acaba y él va a seguir siendo una persona normal«. Finiquitó el medio RCN.





Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here